Esta es la historia de una sirena que no podía hablar.
Que tenía muchos sueños y fantasías por los que luchó contra corriente ayudada por su Guardián,
con el que sólo podía comunicarse a través de sus sueños.

miércoles, 9 de abril de 2008

Esperando Al Guardían De Mis Sueños


Llegó el amanecer y con él mis ilusiones, mis sueños y todos mis miedos volvieron a resurgir. Después de pasar la noche, a oscuras, en mi inmensa soledad, sin que mi guardían diera de nuevo paso a mis sueños, al llegar el alba, mis inquietudes amanecieron con él, al descubrir el día mi orilla, miré hacía el horizonte, esperanzada, de encontrar de nuevo, lo que yo esperaba fuera mi alma gemela, deseaba encontrar de nuevo a ese navio, que tanto alimento mi alma de deseos y esperanzas, de ilusiones y de añoranzas, y ví a ese magestuoso Navio que desafiante se izaba cerca de mi orilla, pero en él a lo lejos nadie aparecía.
Ante mi miedo y mi incertidumbre, me fuí acercando a su proa, para así ver si encontraba alguna persona, mi desanimo hizo mella en mí, desolada descubrí que nadie había en su interior.
Donde estarà ese hombre, será que mi destino no quiere que lo encuentre, será que mi espera será más larga?. Me siento sirena desvalida, con ganas de llorar, con ganas de sumergirme en el mar y no volver a aparecer jamás, cambiar de océano, alejarme cada vez más, pero a pesar de toda mi tristeza, no quiero perder la ilusión y quiero luchar por lo que creo que siento, por lo que espero que sea puro y sincero.
Siento miedo al pensar, que quizás él no me corresponda, que quizás él no sienta lo que yo siento. Al fín y al cabo soy una simple sirena, una media mujer sin piernas, y con su casa en el fondo de las aguas, que amor nos esperaría si él me correspondiera?. Creo que todo es un sueño dentro de mi cabeza, una fantasía, una quimera. Ojalá que esta noche, el sueño me traiga a Mi guardían, a mi amigo, para poder hablarle de lo que siento, de mis miedos y de todo lo que siento por ese capitán de navio. Él seguramente encuentre la solución para todas estas dudas que me atormentan por dentro....Y llegando la noche está y esperándote mi guardían estoy...

Calidasirena

7 comentarios:

Pasion_intima dijo...

que lindo tu relato sirena, es precioso, me encanto encontrarlo, un besito

CalidaSirena dijo...

pasión_intima, muchas gracias preciosa.
Un cálido beso

BELMAR dijo...

la espera tendrá su recompensa...

CalidaSirena dijo...

Belmar, espero que sea así.
Un besito

Catalina Zentner dijo...

Una oleaje cargado de esperanzas me trae hasta tu orilla, cansada de la aridez de la tierra me sumerjo en tus versos y siento que mi sed fenece.

CalidaSirena dijo...

Catalina zentner, me alegro de hallarte en esta orilla, en la cual puedes dejarte llevar siempre que quieras, cuando te canses de la árida tierra.
Un besito con agua salada.

Sentidos de pasión dijo...

Permiteme:

Estaremos sudorosos, gemiremos, jadearemos y gritaremos. Y seguiremos follándonos desesperadamente. Yo me correré más. Te derrumbarás sobre mí, para coger aliento, masajeándome las tetas. Te lameré la boca, morderé tu labio inferior y te meteré la lengua deslizándola por tu boca. Después entreabriré mi boca para que tu lengua entre en mi boca y nos chuparemos sin descanso. Tu polla aun estará dentro de mi coño. Volverás a mover rítmicamente la pelvis dentro y fuera de mí. Con el coño chorreando te rodearé las caderas con mis piernas y te abrazaré. Me follarás de pie, estrujándome contra la pared y cuando este a punto de correrme de nuevo sacaras tu polla, que estará tremendamente dura. Me pedirás que te la chupe para que puedas correrte en mi boca. Yo te la mamaré hasta que salga el primer chorro de semen, entonces presionaré fuertemente la base del pene para evitar que salga más. Con tu leche en mis labios me levantaré para que me beses. Nos comeremos las bocas mezclando saliva y semen. Aflojaré la presión. Me pondré a cuatro patas mostrándote mi coño abierto y mojado. Te acercarás a mí y me meterás dos dedos frotándome el interior de la vagina mientras que con la otra mano te haces una paja. Me la meterás, esta vez solo la puntita, la pasearas por mi coño a lo largo de toda su abertura. Continuarás así un rato y cuando sientas que vas a correrte pararás. Te sentarás en la silla. Yo me montaré sobre ti pero dándote la espalda y mientras me penetras otra vez me cogerás los pezones duros. Yo me moveré sobre ti. Adelante y atrás, primero. Arriba y abajo después. Y terminare moviendo en círculos. Tu polla bailara dentro de mí. Luego me daré la vuelta y me sentaré mirándote pero sin que me penetres. Aprisionare tu polla entre mis manos y mi vulva y dejaré que el vello de mi coño te cosquillee. Me agarrarás las tetas y me las chuparás. Me suplicarás para que te deje penetrarme. Te diré que aun falta un último detalle y me levantaré. Iré hasta la mesa y cogeré algo.Y tú no sabrás que es.
¿Podría ser el guerdín de tus sueños?